¿Por Qué Soy Inocente? … Este mes le vamos a dar luz a nuestra capacidad de conectar con nuestra Inocencia Natural.
De alguna manera hemos perdido esa inocencia que nos permitía ser nosotros mism@s, espontáneos, frescos, sin miedo al que dirán y sin condicionamientos mentales de “debería” ser, hacer, sentir o pensar esto o lo otro.

¿Cómo recuperas esa Inocencia?

1- Darte cuenta de que la has “perdido” y de que te relacionas contigo y con el mundo desde tu mente, desde lo que has aprendido de tu alrededor o desde “el debería”, es el primer paso. Llegar a esto sin juzgarte es un arte que florece al abrir tu corazón y te permite sentir tu verdad. Por ejemplo esto que “debería” hacer, ¿es de verdad lo que quiero hacer en lo profundo de mí? Tomarte el tiempo de conocerte y de conocer lo que siente tu corazón sin referencia exterior es empezar a descubrir tu Inocencia.

2- Enfócate en la inocencia de tu alrededor. Mirar a la Naturaleza y sentir su Inocencia. Observar a un bebe y sentir su Inocencia. Con esto te darás cuenta de que esa Inocencia que ves fuera es algo que puedes sentir y que te pertenece.la-inocencia-de-los-ninos

3- Descubre a tu niñ@ interior. Cuando te relacionas contigo de manera intima puedes “buscar” a tu ni@ interior. Esa parte tuya que es y siempre fue Inocente y que a partir de ahora la puedes sentir, acoger, apoyar e incluso pedir ayuda para que te muestre sus deseos, sus ganas de explorar, su Inocencia y capacidad de disfrutar.

4- Ayuda y educa a tu mente condicionada a cambiar su programación. Juega y medita con la Pregunta Creativa de, ¿Por qué Soy Inocente?…. escribe tus respuestas, deja que tu mente encuentre “razones” para empezar a concebir y pensar que si eres Inocente. Observa que surge cuando te preguntas ¿Cómo he cambiado de creerme culpable a recordar mi pureza?…. aprecia tu camino, tu crecer en esta dirección; esto ayuda a tu mente a soltar el apego o identificación que tiene, desde siglos, con la culpa, creencia de haber hecho algo malo, maldad, miedo al castigo, etc.

5- Aprende y déjate sentir la Inocencia. Cuando te preguntas ¿Cómo me siento cuando sé que soy Inocente? Y de verdad te permites explorar, en ese mismo instante no solo estas vibrando en Inocencia y experimentando Inocencia sino que también estas encarnando esta Inocencia. Una vez que tu cuerpo, tus células, se dejan vibrar en esta frecuencia de Inocencia es cuando toda tu vida empieza a cambiar y empiezas no solo a sentirte Inocente sino también a ver Inocencia a tu alrededor.

Durante este mes, permítete reclamar tu Inocencia y atrévete a jugar con la vida como lo harías desde esa niñ@ interior a la que le das todo el permiso para ser curios@, expresarse, aprender y divertirse al máximo en el día a día.

29-1 Inocente29-2 Inocente

 

 

 

 

 

 

 

 

Dejanos tus comentarios o preguntas. Nos encanta saber de ti!